En este momento estás viendo ¿Qué es la Alexitimia?

¿Qué es la Alexitimia?

Cuando una persona no puede sentir ni expresar aquello que está sintiendo se le denomina como alexitimia. Resulta muy importante poder identificar las emociones que sentimos, pero hay personas que tienen dificultades para hacerlo.

Podemos decir que estas personas están desconectadas de sus emociones

Esto conlleva serias repercusiones en la salud mental, por lo que se debería trabajar en terapia. 

Características de una persona con Alexitimia

Por lo general las personas con alexitimia presentan un bloqueo emocional en el que no son capaces de identificar ni expresar lo que sienten ante un determinado suceso, persona o situación. 

  • En primer lugar, aparecen dificultades para identificar a modo de etiqueta qué emoción están teniendo, aunque describen qué les está ocurriendo a nivel físico.

Por ejemplo, si sienten miedo, no saben decir que lo que sienten es miedo, pero si describen como sienten  un malestar continuo en el estómago o una opresión o dolor en el pecho.

  • En segundo lugar, tampoco son capaces de identificar la emoción que pueda estar sintiendo otra persona, pasando de esta forma por personas muy frías o poco empáticas. Es decir, les cuesta entender las experiencias emocionales de otras personas.

Otra característica de las personas alexitímicas es presentar comportamientos de patrón muy repetitivo por no saber qué hacer ante determinadas circunstancias que generan algún tipo de emoción en los demás.

  • Dificultades para mantener vínculos sociales y afectivos. La incapacidad para sentir o expresar lo que sienten los lleva a tener dificultades para relacionarse con los demás. Incluso en la comunicación no verbal, tono de voz, postura corporal, etc., suelen ser distantes.
  • Son personas muy racionales y funcionales. Suelen reaccionar ante situaciones de conflicto de forma impulsiva, realizando conductas muy directas. 
  • No suelen fantasear ni tampoco tener relación con su mundo interior.

Consecuencias de tener alexitimia

Las principales consecuencias de tener alexitimia van a estar relacionadas con:

  • Problemas en las relaciones interpersonales: Presentan serias dificultades a la hora de mantener un entorno social sano y prolongado en el tiempo, debido a que esa desconexión que tienen a nivel emocional les lleva a no saber manejar situaciones sociales y por tanto evitarlas. 
  • Dificultades en el estado de ánimo: El estado de ánimo se ve afectado como consecuencia de no poder gestionar emociones placenteras, llegando a presentar anhedonia y mantenerse siempre en un estado emocional muy plano sin cambios. Esto puede derivar en una apatía continua. 
  • Estrés y ansiedad: Al no poder gestionar de manera adecuada las emociones, pueden derivar en la somatización de las emociones, dando lugar a consecuencias a nivel físico como tensión muscular, caída del cabello, gastritis o gastroenteritis o cefaleas, entre otras consecuencias. Además, esto también puede derivar en autolesiones o conductas de tipo alto consumo de medicación o sustancias para aliviar el malestar físico que sienten.

Cómo ayudar desde la terapia a personas con alexitimia.

Gestionar esto en terapia va a ayudar a la persona a poder abordar todos y cada uno de los bloques descritos anteriormente. El tratamiento en terapia pasa por ayudar a identificar las emociones, aceptarlas y tener herramientas para poder manejarlas

El tratamiento desde terapias de tercera generación, concretamente desde la Terapia de Aceptación y Compromiso da herramientas centradas en este objetivo.

  • Describir cada una de las funciones de las emociones, describir con qué síntomas físicos se relacionan y cómo podemos expresarlas y manejarlas es crucial para poder entenderlas.
  • Uno de los procesos que se utiliza es el trabajo en atención plena con el que la persona aprende a conectar con su propia experiencia con esa emoción, no desde el juicio o la crítica, sino desde la aceptación dando lugar a una relación sana.
  • Por otra parte, se trabaja desde la defusión cognitiva en la que se aceptan esos pensamientos que nos están incapacitando por haberse convertido en reglas. De esta forma, resulta crucial aceptar nuestros pensamientos sin entrar en una lucha continua con ellos que, en la mayoría de las ocasiones, acaba en rumia y en un control absoluto sobre nuestra conducta

Todo ello está dirigido a que la persona llegue a alcanzar un bienestar psicológico que le ayudará a mejorar, no solo las relaciones interpersonales, sino la relación que tiene consigo mismo y con su autoconcepto, consiguiendo con esto una autoestima saludable.

5/5 - (1 voto)

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.