En este momento estás viendo Parentalización: Niños que se convierten en padres

Parentalización: Niños que se convierten en padres

¿Qué es la parentalización?

La parentalización es entendida como la inversión de los roles entre los padres y sus hijos. Los hijos se convierten en los cuidadores de los padres y/o hacen de padres de sus hermanos, encargándose de tareas del hogar y asumiendo otras funciones excesivas para su edad y capacidad de gestión. A veces incluso se llegan a convertir en los mediadores de conflictos entre sus padres.

Cabe destacar la diferencia entre lo que es adaptativo y perjudicial para poder entender mejor el significado de la parentalización. A medida que los niños van creciendo resulta positivo ir delegando en ellos algunas tareas ajustadas a su edad, que le vayan aportando cierta autonomía y seguridad en si mismos. Esto resulta una conducta adaptativa que va evolucionando en número de tareas y responsabilidades a lo largo de su vida hasta llegar a la edad adulta. Esto junto con un entorno que les de tranquilidad y la posibilidad de pedir ayuda siempre que la necesiten, hará que desarrollen un apego seguro.

Sin embargo, cuando los niños renuncian a sus propios intereses a favor de cumplir con tareas, funciones o responsabilidades que no se encuentran ajustadas a su edad, a sus capacidades físicas y psicológicas estamos ante un caso de parentalización. Lo que supondrá en los menores que se encuentren en esta situación en desajustes psicosociales en el presente y el futuro adulto.

Tipos de Parentalización

  • Emocional: Los hijos se convierten en el apoyo emocional de sus padres, en sus protectores y cuidadores. Son los confidentes de sus padres, siendo conocedores de información no apropiada para su edad y capacidad de gestión emocional como situaciones económicas, sociales, familiares o de pareja. En algunos casos incluso uno de los progenitores puede llegar a criticar al otro poniendo al hijo en una situación de conflicto interno y de lealtades, hablar, criticar o juzgar a alguien a quien quiere.
  • Instrumental: Se trata de delegar en los niños tareas propias del adulto, cuya carga física y psicológica es superior a lo que  el menor puede llegar a asumir por su edad. Lo que tiene que ver con la realización de tareas del hogar, cuidado de hermanos, hacer recados o encargarse de comprobar las necesidades de la casa y hermanos como algo habitual y rutinario.

4 Consecuencias en los niños

Un niño parentalizado puede ser visto como obediente, responsable y disciplinado pero lo cierto es que este comportamiento tiene consecuencias negativas en su desarrollo.

  1. Limitan su desarrollo personal. En el cuidado de padres y hermanos dejan a un lado la realización de actividades propias de su edad.
  2. Baja autoestima. Priorizan los intereses, gustos o cuidados de sus familiares ante los suyos, llegando a valorarlos como que no son importantes, culpabilizándose si en algún momento lo piensan y dudando de su valía como persona. Ponen por delante el bienestar de otros por encima del suyo.
  3. Presentan dificultades en la regulación emocional. El no mostrar sus emociones para no preocupar hace que les cueste identificar y gestionar sus propias emociones
  4. Muestran dificultades en las relaciones con sus iguales.

6 Consecuencias en la edad adulta

Esta conducta mantenida en el tiempo afecta al desarrollo del individuo suponiendo consecuencias en la edad adulta de tipo social, emocional y afectivo.

  1. Trastornos mentales: Puede suponer el desarrollo de trastornos de ansiedad, depresión, trastornos de conducta alimentaria y adicciones.
  2. Aislamiento social y dificultades en establecer relaciones sociales.
  3. Relaciones de pareja tóxicas y/o de dependencia.
  4. Posible desarrollo el Síndrome del Impostor.
  5. Baja autoestima. Siente que no cumple las expectativas y tiende a sentimientos de poca valía.
  6. Estilo comunicativo pasivo o agresivo.

En Nuevamente Psicólogos Málaga nuestra psicóloga especialista sanitaria y orientadora educativa Lucía Ferrer puede ayudarte si te has sentido identificado como padre que parentaliza o como hijo que se ha visto en esta situación en su infancia.

5/5 - (1 voto)

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.