En este momento estás viendo Trastorno Histriónico de la Personalidad (THP)

Trastorno Histriónico de la Personalidad (THP)

El Trastorno Histriónico de la Personalidad (THP) es un trastorno el cual se caracteriza por presentar un estado de excesiva emotividad y necesidad de buscar atención.

 

Es muy común en este tipo de trastorno, al presentar dificultad para mantener relaciones interpersonales estables, que las personas puedan presentar conductas muy dramáticas y teatrales como necesidad de encontrar atención y aprobación.

 

Uno de los patrones comunes en el Trastorno Histriónico de la Personalidad (THP) es expresar y manifestar las emociones con gran intensidad y exageración para encontrar la validación por parte de los demás. Además, las personas con THP suelen mostrar conductas de seducción.

 

En sus relaciones, suelen darle más importancia y mostrar más interés en ellos mismos, sus emociones o necesidades, que en las de la otra persona, resultando complicado mantener relaciones estables o a largo plazo.

 

Ante una situación rutinaria, pueden exagerar en exceso y presentar gran inestabilidad emocional. Es muy común que adopten el papel de víctimas, sintiéndose mal con respecto a los demás, como si lo estuviesen haciendo para hacerle daño o molestarlas.

 

Como explicamos anteriormente, las personas que presentan THP, tienden en ocasiones a usar su físico para llamar la atención de otras personas, como encuentro de esa aprobación para sentir deseo por parte de los demás. Esto da lugar a que esa búsqueda constante las lleve a no consolidar sus relaciones y que suelan ir cambiando con frecuencia de amistades o parejas.

 

Es muy común también el cambio de estado emocional, ya que pueden aparecer emociones de forma muy intensa y pasar de estar eufóricas y contentas, a tener mucha tristeza, ansiedad, ira, etc. Esto puede resultar muy confuso para otras personas y causar que se distancien

 

Causas del Trastorno Histriónico de la Personalidad.

 

Las causas por las que puede desarrollarse un Trastorno Histriónico de la Personalidad pueden estar relacionadas con un componente genético o por factores ambientales.

 

  • Aunque exista vulnerabilidad genética, por la presencia de algún tipo de trastorno mental en algún miembro de la familia, no necesariamente tiene por qué desarrollarse un trastorno de la personalidad.
  • Si desde la infancia en la familia el entorno es seguro y estructurado, la probabilidad de que el trastorno se desarrolle es menor.

 

Por ello, el que exista predisposición genética, no significa que el trastorno tenga que desarrollarse.

 

  • En el caso de experiencias traumáticas en el ámbito familiar, podría ser la construcción de apegos inseguros, invalidación emocional, descuido de necesidades básicas, experiencias de malos tratos o situaciones de abuso, la probabilidad de desarrollar este trastorno de personalidad es mucho mayor.
  • Otro tipo de experiencias traumáticas que también podrían influir en otros contextos serían el colegio, otras situaciones sociales, etc.

 

Aspectos a trabajar en terapia

 

Normalmente cuando estas personas acuden a terapia es por consecuencias derivadas de dicho trastorno, como ataques de ansiedad, problemas de regulación de sus emociones, conflictos con parejas, familiares o amistades.

 

Por ello algunos de los aspectos a trabajar en terapia serían:

 

  • Regulación emocional, para gestionar los cambios bruscos emocionales y picos de ansiedad.
  • Habilidades sociales, ya que, al tender a intentar ser siempre el centro de atención, protagonistas y adoptar muchas veces el papel de víctima, pierden sus relaciones interpersonales.
  • Trabajar la empatía y la validación emocional hacia otras personas es muy importante, ya que tienden a priorizar siempre sus emociones sin tener en cuenta cómo pueden sentirse los demás. 
  • En el caso de que existan experiencias traumáticas que hayan podido ayudar a desarrollar el trastorno, se deberían trabajar para mejorar los síntomas actuales que cursen con el trastorno.

Si el trastorno cursa con depresión, ansiedad, u otro tipo de trastorno, se deberá ajustar el tratamiento a ello, y trabajar de forma multidisciplinar con otros profesionales si es necesario, además de valorar la necesidad del tratamiento farmacológico.

5/5 - (1 voto)

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.